Descubre el silencio de la vida retirada en los monasterios y santuarios

Vive la sensación única de alojarte en espacios cargados de historia y espiritualidad; la mejor manera de disfrutar de la tranquilidad en un entorno natural de belleza incomparable

Largos paseos entre bosques de olivos y encinas, panorámicas que incluyen mar y montaña y el sonido del campo como único compañero en un marco histórico. Así son los días y las noches si te alojas en uno de los santuarios o ermitas reconvertidas en hospederías de Mallorca.

Desde la Serra de Tramuntana hasta Felanitx, son muchas las opciones para disfrutar del silencio y recogimiento que ofrecen estos alojamientos. Deja que te envuelva la paz del Santuario de Lluc o el Castillo de Alaró en el corazón de la Serra de Tramuntana, descansa a 333 metros sobre la Bahía de Pollença en el Santuario de Puig de María o rodéate de historia en el tranquilo Sant Salvador Petit Hotel, situado en un enclave estratégico de la localidad de Felanitx.

Mallorca te ofrece incontables propuestas para conectar con la versión más espiritual de la isla.

Para saber más

01

Santuario Lluc (Escorca, mallorca)

El primer santuario mariano de las Illes Balears desde el siglo XIII


02

Santuario Mare de Déu de Sant Salvador (Felanitx, mallorca)

Santuario del siglo XIV con impresionantes vistas hacia el resto de la isla


03

Santuario Nostra Senyora de Cura (Algaida, mallorca)

Tradición luliana y paisaje insular


04

Castillo Alaró (Alaró, mallorca)

Castillo roquero fortificado declarado Bien de Interés Cultural (1931)


05

Santuario La Mare de Déu de Bonany (Petra, mallorca)

El conjunto religioso más emblemático y popular de Petra


06

Santuario Monti-Sion (Porreres, mallorca)

Santuario con un excepcional claustro pentagonal y unas vistas privilegiadas


07

Santuario Nostra Sra. de Gràcia (Llucmajor, mallorca)

Un santuario con vistas excepcionales construido a la sombra de una gran roca


08

Convento o Monasterio Monasterio de Santa María de la Real (Palma de Mallorca, mallorca)

Los vestigios de la arquitectura cisterciense