Alcudia, un destino para disfrutar con los 5 sentidos

¿Empezamos el viaje?

La ciudad de Alcudia se encuentra en el norte de la Isla de Mallorca, donde podemos acceder desde el aeropuerto (60km) con trasporte público accesible (eurotaxi) o privado ( alquiler de transporte adaptado con o sin chófer), y desde el puerto comercial (<2km) que conecta directamente con Barcelona, Menorca o Francia.

Alcudia cuenta con una carga histórica de las más importantes de la isla, tras la conquista del Rei Jaume I a los musulmanes podemos apreciar la ciudad amurallada del Casco Histórico de la ciudad así como descubrir los restos romanos del yacimiento arqueológico de Pollentia.

El destino turístico de Alcudia es un lugar abierto todo el año, de turismo mayoritariamente familiar, que desde el 2016 está trabajando para que todas las personas puedan apreciarla.


Día 1: Alcudia, ciudad amurallada

Pollentia

Nos dirigimos al Centro Histórico de Alcudia, a la Oficina de información Turística, cuyo personal está formado en atención a personas con discapacidad. Allí nos ofrecerán toda la información disponible sobre la accesibilidad de los recursos turísticos del municipio. Para ello encontraremos una guía en 6 idiomas donde aparece dicha información sobre playas, restaurantes, oferta lúdica, cultural, alojamientos y un sinfín de posibilidades de las que disfrutar según nuestras necesidades de accesibilidad allí identificadas.

Además nos mostrarán una carpeta de tamaño A3 que podremos tocar, leer y oír. En ella encontramos la información de la ruta por el Caso Antiguo y sus principales puntos de interés (Ayuntamiento, Museo, Biblioteca, Iglesia,…) en alto relieve, braille o con enlace desde el código QR a la APP accesible Alcudia Tour, la cual nos guiará durante nuestro paseo por la ciudad.

Una vez recibida nuestra información en formato adaptado, podemos comenzar la ruta.  Justo a la entrada a la Muralla nos encontramos un gran mapa vertical con información visual del lugar y uno horizontal que nos permite visualizar de manera táctil el entorno.

La visita por el Caso Antiguo puede durar aproximadamente 2 horas , eso sí teniendo en cuenta que el entorno está lleno de curiosas tiendas donde encontrar mil recuerdos que llevarnos o diversos restaurantes donde sentarse a disfrutar de los sabores mallorquines o internacionales, la visita puede alargarse a lo largo de todo el día.

La amplitud y el tamaño de la Muralla hace que sea fácil y cómodo pasear durante el día sin preocuparse por las altas temperaturas de verano, ya que nos ofrecen muchas zonas de sombra, lo que lo convierte en un estupendo plan alternativo a las maravillosas playas con las que cuenta el municipio.

A pocos metros de la puerta principal de la ciudad, se encuentra el Yacimiento arqueológico de Pollentia. Su deambulación para personas con movilidad reducida puede resultar dificultosa por ser tierra batida con terreno desigual. No obstante la información sobre la accesibilidad la encontraremos en la guía para poder decidir según nuestras necesidades.

Sin duda un día perfecto donde disfrutar de un entorno para todos.

Día 2: Disfrutamos del mar

Silla AnfibiaPasarela Playa

Tras nuestro día urbano, llega el momento de irnos al puerto de Alcudia a disfrutar del paseo, la arena y el maravilloso mar mediterráneo.

En el puerto de Alcudia, encontramos otra oficina de información turística accesible, donde su personal igualmente formado, nos ofrecerá otro mapa en tamaño din a3  esta vez sobre la zona del puerto, su paseo y la playa. El mapa está impreso en alto relieve, braille y se puede escuchar para que todos podamos recibir la información sobre la zona.

Una vez recopilada la información podemos ir por el paseo de la playa hasta la entrada donde se encuentran todas las ayudas técnicas disponibles para el baño adaptado situado en el centro de salvamento que está a la altura de la calle Saturno. El servicio de asistencia al baño es gratuito y está disponible de mayo a octubre.

La playa cuenta con 2 sillas anfibias de adulto, 1 silla anfibia para niño o persona de baja talla, así como con muletas. Además existe una zona de sombra expresamente reservada así como baño adaptado.

A la hora de almorzar o cenar podemos tanto hacerlo por la zona del paseo marítimo donde encontraremos diversos bares y restaurantes a pie de calle,  como hacerlo en el puerto Alcudiamar, un lugar donde pasear cómodamente siguiendo los itinerarios indicados como accesibles y disfrutar de los barcos y la brisa del mar.

Otro día donde el entorno nos permite simplemente disfrutar de nuestros sentidos sin preocuparnos por nada más.

Día 3: Ocio

Hidropark AlcúdiaElevador Sa Bassa Blanca

Tras un día relajado junto al mar llega el momento de activarse y, para ello, Alcudia nos ofrece muchas alternativas para todos. Si lo nuestro es el agua y viajamos en familia, el parque acuático de hidropark nos ofrece una alternativa accesible para pasar el día. Este parque cuenta con itinerario y baños adaptados, zonas de sombra y piscinas de fácil acceso, que hacen que se convierta en un lugar para disfrutar de un día activo.

Si preferimos seguir descubriendo la cultura y naturaleza del municipio, recomendamos realizar una excursión hasta el Museo Sa Bassa Blanca, situado en un entorno privilegiado, en plena naturaleza y con vistas a toda la bahía. La facilidad de los accesos y la información ofrecida por el personal nos permitirán descubrir el bosque de esculturas exterior, así como las zonas interiores accesibles de la colección privada de Ben y Yanik Jacober.

Igualmente Alcudia cuenta con rutas senderistas, avistamiento de aves en la Albufera, actividades acuáticas, paseos en barco y un sinfín de posibilidades para disfrutar de nuestras vacaciones.

En las Illes Balears tenemos mucho que ofrecerte, y Alcudia es el lugar perfecto para empezar a descubrirnos.

Para saber más

01

Museo Sa Bassa Blanca (Alcudia, mallorca)

Una experiencia total de imaginación, arte, naturaleza y cultura para un día diferente en Mallorca


02

Playa Alcúdia (Alcudia, mallorca)

Una playa quilométrica con servicios en la hermosa bahía de Alcúdia