Evento Fira de Sineu

Un evento de espíritu rural con cientos de paradas de productos artesanales

Fue establecida por privilegio del rey catalán Sanç en el año 1318, y constituye un excelente lugar para adquirir alimentos y productos artesanales y deleitarse con la mejor gastronomía tradicional.

Sineu celebra cada primer domingo de mayo su feria agrícola, ganadera y artesanal, que atrae a numerosos visitantes. Tradicionalmente la feria de Sineu era una feria agrícola y ganadera donde los payeses de toda la isla acudían para vender sus productos y adquirir herramientas y animales. Un espíritu que hoy se mantiene con la presencia de ganaderos que muestran los mejores ejemplares de gallinas, cerdos, conejos, ovejas y asnos, a menudo de razas autóctonas. 

Además se realiza un concurso de ca de bestiar, raza de perro local muy apreciada, y una subasta de los mejores ejemplares de porc negre, raza de cerdo autóctona, con cuya carne se elaboran las mejores sobrasadas y embutidos tradicionales de la isla. También encontrarás numerosas paradas de productos de la tierra, desde frutas y verduras a sobrasadas, aceite de oliva, vinos y quesos.

Además, en las calles del centro histórico cientos de puestos exponen sus piezas de artesanía tradicional, como cestería y cuchillería, así como ropa, joyas y complementos de diseños únicos. Un excelente lugar para realizar tus compras y llevarte un recuerdo auténtico de la isla.

La visita a la feria constituye una excelente ocasión para descubrir Sineu, que fue el lugar de residencia de los reyes de Mallorca fuera de Palma desde la conquista cristiana, en el siglo XIII. En los alrededores de la plaza encontrarás numerosos bares, frecuentados por los payeses, donde degustar un plato de frit —elaboración a base de patatas, verduras y vísceras de cerdo o cordero, todo muy troceado, frito y bien condimentado— acompañado de un vaso de vino de la tierra.

Sineu también es conocido por su mercado semanal que se celebra todos los miércoles y sus cellers, antiguas bodegas convertidas en excelentes restaurantes de cocina tradicional, donde podrás probar platos emblemáticos como el arròs brut —arroz caldoso con carne— o el tumbetcombinación de berenjena, patata y pimiento rojo con salsa de tomate.