Producto artesanal Llata (garballó)

Capdepera y Artà, cunas de las cestas y sombresos típicos de Mallorca

Cestas, sombreros, alfombras o carteras de mano son trenzadas por las manos de mujeres artesanas que todavía mantienen viva la tradición del palmito. En Capdepera y Artà podrás conocer de primera mano el trabajo artesano de estas mallorquinas de habilidosas manos.

Capdepera y Artà son las localidades donde tradicionalmente se concentran la mayoría de los maestros artesanos de la llata, ya que es en sus montañas, el único lugar junto con parte de la Serra de Tramuntana, donde crece el garballó, palmera autóctona de las Islas Baleares, utilizada para la elaboración de cestería, escobas, alfombras, etc.

La mayoría de estas piezas se elaboraban para ser usadas en los trabajos del campo o el mar y ahora se han convertido en preciados objetos de decoración. Todas ellas surgen de las manos experimentadas de las mujeres de Capdepera, conocidas como las dones de sa llata..

En las tardes de invierno, las mujeres se reunían en círculo para trenzar el palmito y así conseguir unos ingresos extra para su hogar. Sus edades oscilan entre los setenta y los ochenta años, y todavía hoy se reúnen para seguir manteniendo viva la tradición. Incluso en ocasiones, reciben la visita de diseñadores que les encargan sus propias creaciones. Se trata de un trabajo totalmente artesanal, hecho a mano y de edición muy limitada. Así que sus producciones son pequeñas pero muy cuidadas.

Capdepera cuenta con su propio Museo de la Llata, ubicado en el castillo, donde se muestra desde la recolecta del palmito, el proceso de secado y blanqueado de sus hojas, hasta el trenzado y elaboración de las piezas.

Senallas y cestas pueden comprarse en todos los puntos de las islas, ya sean en esparterías, zapaterías, mercados y tiendas dedicadas a la artesanía.