Bienvenidos a Isla Aventura

Más allá de sus paisajes de postal, Mallorca es el lugar perfecto para disfrutar de aventuras únicas por tierra, mar y aire.

Cuando la visita a los puntos tradicionales de la isla no es suficiente, cobran sentido esos planes alternativos que tienen la adrenalina y la aventura como máxima. Mallorca, nuestra particular Isla Aventura, se descubre con experiencias únicas y emocionantes que se viven en lo más puro de la naturaleza insular.

Ballooning Mallorca, una isla a cámara lenta

Ballooning Mallorca

Descubrir Mallorca desde el aire y a cámara lenta, así podría resumirse la experiencia de sobrevolar la isla en globo aerostático.

Con sus muchas caras y sus planes infinitos, la isla de Mallorca se nos presenta de un modo totalmente original desde el aire y gracias a las rutas que ofrecen marcas como Ballooning Mallorca. Un paseo que nos invita a saborear a cámara lenta y desde el cielo los rincones más recónditos y bonitos de la isla.
 
Pocas cosas son tan apasionantes como descubrir las áreas naturales más auténticas de Mallorca desde el aire, una idea creada por Ballooning Mallorca y que está diseñada para todos los que buscáis experiencias diferentes en un entorno único.

Tomando como base de salida zonas destacadas como Canyamel, Portocolom, Cala Rajada, Cala Millor o Alcúdia, las excursiones en globo son perfectas para vivir la experiencia paisajística de la isla a cámara lenta. Una manera de entender nuestra fisonomía en su conjunto y la mejor forma de conocer con detalle las calas más exclusivas y los parques naturales más auténticos, como el Parc de l'Albufera.

Una oferta recomendable que tiene la aventura como máxima y a la que podemos añadir todo lo que se desee para hacer de este viaje en globo algo mágico e irrepetible, desde una copa de cava a una exclusiva cena gourmet.

Ruta senderista por La Vall de Coanegra

Coanegra

Con un recorrido que se puede cubrir en poco menos de cuatro horas, la ruta senderista de La Vall de Coanegra es un espectáculo único de naturaleza mediterránea.

Cuando las primeras lluvias comienzan a hacer acto de presencia, cobra más vida que nunca la ruta senderista que une Santa Maria con La Vall de Coanegra. Un camino lleno de bosques frondosos de pino mediterráneo en el que no faltan saltos de agua y escenarios dignos de película.

De todas las rutas senderistas que dan sentido y carácter a Mallorca, la que une Santa Maria del Camí con el impresionante Vall de Coanegra es una de las más interesantes, bonitas y espectaculares. Una ruta especialmente recomendada para los meses de otoño e invierno, que se caracteriza por sus frondosos bosques de pino, sus estampas bucólicas y sus saltos de agua.

Además de conocer de cerca diversos puntos de nuestra geografía (como Son Torrella, Son Oliver, el Salt dels Freus, la Comuna de Bunyola y el bonito pueblo de Orient), esta ruta nos acerca al lado más salvaje de Mallorca con auténticos saltos de agua y con cuevas de gran belleza como la de L'Avenc de Son Pou, una gruta con 150 m de largo y 70 m de ancho que regala estampas espectaculares. Se recomienda el uso de linterna.

Considerada la ruta más antigua de todas las que conforman el entramado senderista de Mallorca, la de Coanegra es una de las más demandadas por su historia y sus parajes. Un recorrido de dificultad media que se puede cubrir en poco más de tres horas.

Un paseo por el corazón del Torrent de Pareis

Torrent de PareisTorrent de Pareis detall

Conocida por muchos como la excursión estrella de Mallorca, la del Torrent de Pareis es una de las rutas más complicadas por su desnivel.

Más allá de ser un monumento natural indiscutible, la ruta del Torrent de Pareis es una de las más demandadas por los senderistas experimentados. Aunque en zonas concretas la ruta presenta un desnivel que supera los 600 m, lo cierto es que las estampas que conforman el camino (como el Torrent de Lluc o el del Gorg Blau) hacen que la experiencia sea única y muy recomendable.

Una de las rutas senderistas más auténticas y extremas de Mallorca es la que tiene el Torrent de Pareis como protagonista. Un camino complicado, apto para senderistas experimentados, que discurre entre riscos de 300 m, torrentes de diverso nombre y longitud, y con unos desniveles que pueden llegar a superar los 600 m. ¿La recompensa? Un punto final en la majestuosidad de la Calobra.

El municipio de Escorca es el escenario de excepción para esta excursión que discurre por el Torrent de Lluc y que continúa por otros puntos naturales como el Entreforc, el Gorg del Capellà, la Cova del Romegueral, el Gorg del Degotís y el Torrent de Pareis mismo. Este cañón de 3 km de longitud tiene como punto final la bonita zona de la Calobra.

Además de disfrutar de un recorrido auténtico y de unas vistas extraordinariamente bonitas, la ruta del Torrent de Pareis es ideal para conocer de cerca especies animales autóctonas de nuestras islas como el ferreret, sapillo balear, o la cabra cimarrona. Se recomienda ir acompañados de un guía especializado.

Tijuana, la tierra del psicobloc mallorquín

Cala Santanyí interiorCala Santanyí

Tijuana se encuentra localizada entre Cala Santanyí y Cala Figuera, dos de las zonas costeras más bonitas de Mallorca.
Lejos de ser una zona cualquiera para practicar el deporte de escalada, Tijuana es algo así como un templo para los amantes del psicobloc. Con una calidad de recorridos excelente y una belleza paisajística cien por cien mallorquina, esta zona que se halla entre Cala Santanyí y Cala Figuera es una parada obligada para los que buscan aventura en estado puro.

Aunque en el pasado se trataba de una disciplina deportiva apenas conocida por aquellos que no la practicaban, lo cierto es que el psicobloc se ha convertido en lugares como Mallorca en una auténtica pasión. Un deporte que —si bien requiere de una indiscutible fuerza física y mental— regala unas estampas naturales únicas y una sensación que va más allá del sentimiento de libertad.

Los amantes del psicobloc en Mallorca tienen una cita con la zona de Tijuana, un área ideal para la escalada, que se caracteriza por la calidad de su piedra (arenisca en su mayoría), por la diversidad de recorridos y por la belleza de su entorno paisajístico, y es que se halla localizada entre Cala Santanyí y Cala Figuera.